Seleccionar página
Aunque el frío ya ha llegado son muchas las personas que no renuncian a practicar su deporte favorito: el ciclismo. Las bicicletas siguen rodando por nuestras carreteras ya sea otoño o invierno, llueva o nieve. Ahora bien, es importante tomar algunas precauciones para seguir disfrutando de las escapadas sobre ruedas. ¡Toma nota de estos cinco consejos para seguir cogiendo la bicicleta cuando las temperaturas bajan!

1. Equipación y ropa adecuada para las bajas temperaturas

Aunque parezca una obviedad, en invierno hay que abrigarse. Debes elegir una equipación adecuada para estar cómodo y mostrar especial cuidado con aquellas partes del cuerpo más expuestas al frío como manos, cabeza y pies. Para las manos debes disponer de unos guantes que te protejan del frío, por ejemplo de neopreno, y que al mismo tiempo te permitan maniobrar o frenar con comodidad. En los pies te recomendamos llevar calcetines términos y/o botines de neopreno, muy recomendables si a las bajas temperaturas sumamos la lluvia. Para la cabeza y el cuello debes utilizar una banda de tela, una braga, cubreorejas o pasamontañas para llevarlos debajo del casco. Igualmente, no olvides las gafas de sol para evitar el lagrimeo de los ojos, una circunstancia habitual a bajas temperaturas y viento que puede reducir tu visibilidad. Por último, debes abrigar el tronco y los brazos con varias capas, por ejemplo una camiseta térmica transpirable que también evite el sudor, una chaqueta térmica o un maillot de invierno. Sin olvidarnos de un chubasquero o un cortavientos por si cambia el clima.

2. Tu bicicleta a examen

Antes de salir con nuestra bicicleta la examinamos y nos preparamos con las herramientas adecuadas por si se produjera algún imprevisto como un pinchazo. En otoño o invierno esta revisión debe ser más exhaustiva. Debes prestar mayor atención a la iluminación, las ruedas y los frenos. No olvides que en invierno oscurece antes por lo que disponer de una buena iluminación y dispositivos reflectantes es fundamental para tu seguridad. Igualmente, revisa que los neumáticos tienen una presión adecuada para esta época del año, con el frío el aire no reacciona igual, además es posible que encuentres en la vía más restos que en otra época por las máquinas de sal.

3. En invierno también hay que hidratarse

Aunque con el frío no sientas la necesidad de beber como ocurre en verano, no debes olvidar que mientras practicas deporte en invierno, sea cual sea, tu cuerpo está perdiendo propiedades debajo de la ropa por lo que es necesario hidratarlo y aportarle las calorías y vitaminas que necesita. No te confíes si no sudas mucho porque la deshidratación puede esperar a la vuelta de la esquina. Si tienes un bidón térmico, puede ser una buena opción echar algo caliente (caldo, café, té o similar) para entrar en calor mientras pedaleas.

4. Conduce con mayor precaución

La lluvia, la nieve o el barro hacen que el terreno sea más inestable por los que debes ser más precavido a la hora de realizar maniobras, frenar y abordar una curva. En las sombras puede haber hielo que ponga en peligro tu seguridad. No hagas giros bruscos y no ‘apures’ más de la cuenta. También tienes que tener especial atención con las hojas caídas por el otoño.

5. Planifica tu ruta y permanece localizado

Antes de salir en bicicleta, planifica tu ruta, especialmente en invierno, estación en la que contamos con menos horas de luz y los imprevistos pueden ser más duros contigo. Antes de salir a pedalear, asegúrate también de llevar el móvil con batería para poder comunicarte ante cualquier imprevisto. El frío, un cambio de tiempo u otros imprevistos propios del invierno pueden pasarte factura y necesitar de la ayuda de alguien. No peques de demasiados kilómetros, el estado de forma no será el mismo que en verano, y puedes pagarlo en el regreso a casa,

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a seguir disfrutando de la bicicleta en cualquier época del año. Contradiciendo al título de la obra de teatro de Fernando Fernán Gómez, las bicicletas no son solo para el verano.

Comentarios