Seleccionar página

Si eres ciclista debes saber que en carretera el arcén debe de ser tu mejor aliado. Esta parte de la calzada y tú os vais a hacer casi inseparables a medida que tus salidas con la bicicleta aumenten. Sabemos que al principio será complicado y que las pegas son variadas, pero la realidad es que es el terreno más recomendable para rodar con tu bicicleta en carretera. Si eres de los que disfruta con la MTB por el campo, esto no va demasiado contigo… pero en caso de que ruedes por carretera entre camino y camino, presta atención.

 

Es obligatorio ir por el arcén

 

La normativa de circulación es muy clara al respecto en la sección 3, Artículo 36, en el punto 1: “En el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada, circularán por el arcén de su derecha, si fuera transitable y suficiente para cada uno de éstos, y, si no lo fuera, utilizarán la parte imprescindible de la calzada”, explica sobre por donde deben ir las bicicletas en las vías interurbanas.

El arcén en muchas ocasiones no se encuentra en el estado óptimo para rodar por él,  por lo que cuando eso suceda los ciclistas podrán usar una pequeña parte de la carretera. Tienes que ser precavido y llevar cámaras en la salida porque si el arcén está sucio puedes pinchar. Además, en alguna circunstancia especial los ciclistas podrán abandonar el arcén.

En los descensos prolongados con curvas, cuando razones de seguridad lo permitan, los conductores de bicicletas podrán abandonar el arcén y circular por la parte derecha de la calzada que necesiten.

Puedes ir en paralelo

 

Cuando se habla de circulación por carretera una de las grandes dudas es la circulación en paralelo en fila de a dos. Esto es algo que también se resuelve en el Reglamento General de Circulación. Aunque ha habido varios cambios, y por ello existen ciertas dudas, actualmente se permite que los ciclistas circulen en paralelo, pero no en pelotón. Sólo bajo unas condiciones muy concretas: que se orillen todo lo posible al extremo de la vía, y que se recoloquen en hilera, en fila de a uno, en tramos sin visibilidad, o en aglomeraciones del tráfico.

Estas normas se aplican también en autovías, salvo que esté expresamente indicada la prohibición de circulación bicicletas por ellas. Eso sí, sólo los mayores de 14 años podrán hacerlo y obligatoriamente provistos de casco.

Seguridad en paralelo

Uno de los motivos para circular en paralelo es aumentar la seguridad de los ciclistas. En primer caso porque al ir en fila de a dos la visibilidad es mayor, aunque ello implique ocupar más parte de la calzada. Sin embargo, si pensamos en un adelantamiento es más seguro.

La distancia que el vehículo tiene que recorrer adelantando al ciclista (los ciclistas) será menor si estos van en paralelo que si van en fila de a uno. Por tanto, el tiempo del adelantamiento también será menor. El vehículo deberá respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros, pero estará menos tiempo invadiendo el sentido contrario a la marcha.


En ciudad, por la derecha

Si hablamos de la circulación dentro de la ciudad existe el problema de que no tendremos arcén, por ello debemos is siempre por la derecha del carril, excepto si tenemos un ciclocarril a nuestra disposición.

En un ciclocarril los automóviles no pueden circular a la misma velocidad que en el resto de los carriles, sino que tienen que circular como máximo a 30 km/h. Con esta norma la velocidad entre los vehículos y las bicicletas es pareja por lo que resultará menos peligroso para los ciclistas.

Del mismo modo las bicicletas pueden circular por el centro del ciclocarril, ocupando todo. Para ser adelantadas por los vehículos de motor, estos tienen que proceder a realizar un adelantamiento en toda regla, cambiando al carril contiguo a la izquierda y respetando la distancia de seguridad.

Comentarios